Columna: El test de Bechdel ya no sirve | Marina Such

fueradeseries.com

Es el problema de utilizar una tira cómica como estándar para la crítica cultural. En 1985, la dibujante Alison Bechdel incluía, en su cómic 'Unas lesbianas de cuidado', un comentario de una de sus protagonistas a otra mujer en la que le decía que tenía una regla para elegir qué película ver en el cine: tenían que aparecer, al menos, dos personajes femeninos; éstos tenían que interactuar entre ellos y sus conversaciones debían ser sobre algo diferente que no fueran los hombres. El chiste llegaba cuando la protagonista decía que la última película que había visto era Alien.

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?