Crítica: ‘Toy Boy’ necesita más acción y menos conversación | Marina Such

fueradeseries.com

Strippers masculinos, un asesinato muy espectacular por el que va a la cárcel alguien a quien le han tendido una trampa, un mundo de la noche repleto de drogas, sexo en clubes similares al de Instinto y dinero que corre sin control, intrigas empresariales y corruptelas políticas… Estos elementos en manos de Shonda Rhimes, por ejemplo, formarían un cóctel que habría producido, al menos, un primer capítulo adictivo. Con mucho menos, el piloto de ‘Cómo defender a un asesino’ demostraba que, por lo menos, no te ibas a aburrir si la veías. 

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?