Crítica: ‘The Good Fight’ no tiene miedo de Donald Trump, por Marina Such

fueradeseries.com

Los títulos de crédito de The Good Fight, en los que vemos explotar a cámara lenta algunos de los muebles y accesorios presentes en un despacho de abogados, parecen haber ganado un nuevo significado con la segunda temporada. Si al principio eran una metáfora de cómo la estafa Rindell volvía del revés tanto el mundo de Diane Lockhart como el de Maia, da la sensación de que en estos nuevos episodios indican otra cosa: indignación.

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?