COLUMNA | El desprecio del primer capítulo | Marina Such

fueradeseries.com

Cuando lo que molaba en televisión empezó a ser tener tramas muy serializadas, nadie se tomaba demasiado en serio el primer capítulo. Las numerosas imitadoras de 'Perdidos' que surgieron en la década de 2000 intentaban enganchar a los espectadores con un piloto que no hacía más que insinuar que algo gordo iba a pasar y que todo lo que estábamos viendo era un misterio misterioso de alto calado, pero se olvidaban de algo que aquel episodio doble con el que arrancaba Perdidos sí sabía hacer: creaba la necesidad de que viéramos el segundo. 

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?