La Peste o cuando oler mal es bueno | Asesino en Serie

www.elmundo.es

Alberto Rey:

La apuesta de 'La Peste' es otra. Su baza ganadora es llevar al espectador casi físicamente a la Sevilla del siglo XVI, a su grandeza y a su mugre. Es imposible caminar ahora por las calles de esa ciudad y no acordarse de la serie. Tras ver sus dos primeros episodios en un pase de prensa, todo lo que quería era darme una ducha caliente, comer fruta fresca y oler aire limpio.

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?