Crítica: ‘El Náutico’ o la inmortalidad de la música española | Antonio Rivera

fueradeseries.com

En un recóndito bar de Galicia, clavado en la arena de San Vicente Do Mar y encurtido con la sal de la Praia da Barrosa, todavía convalece una inscripción grabada en la madera de una mesa baja, probablemente a golpe de llave. La cicatriz, aún encendida, reza: “Antonio Vega compartió aquí con su gente querida alguno de los mejores y más intensos momentos de su inverosímil andar por este mundo. Lo juro.” 

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?