COLUMNA | Todas las series son políticas | Marina Such

fueradeseries.com

Una serie no es política porque se ambiente en los pasillos de Moncloa. Mostrar el día a día de un ministro como Juan Carrasco no quiere decir nada en ese aspecto porque, en realidad, todas las series son políticas. Elegir a un determinado protagonista por encima de otro y narrar una historia concreta son tanto declaraciones políticas como que el presidente Bartlett pronuncie un discurso sobre inmigración. ‘Scandal’ ya estaba mandado un mensaje simplemente al hacer que Olivia Pope fuera una mujer negra con poder. 

Leer más...
Linkedin

¿Quieres recibir más contenido como éste en tu bandeja de entrada?